viernes, 1 de agosto de 2008

central termica en Xixona




Contaminació ambiental
Esquerra Unida rechaza la central tèrmica que una empresa irlandesa pretende instalar en El Espartal y denuncia el impacto negativo del ramal del gaseoducto sobre la zona protegible del Monnegre
publicat el divendres 9 de maig de 2008
Denuncian las emisiones de gases de efecto invernadero de la central y el impacto negativo del ramal del gasoducto sobre la zona protegible del Monnegre. Apuestan por la energía solar y alertan de que este proyecto y otro similar en Crevillent promovido por la misma empresa puedan estar vinculados al depósito subterráneo de co2 del sur de alicante.

Desde el Área Comarcal de Medio Ambiente de EU -l’Alacantí queremos mostrar nuestro rechazo a la central térmica de gas que la empresa irlandesa ESB Internacional pretende construir en Xixona en el Espartal. Apostar por este tipo de centrales supone incrementar las emisiones de gases de efecto invernadero a la atmósfera, contribuyendo por ello a agravar las consecuencias del cambio climático. Además, la tubería de gas que uniría la central con el gasoducto Crevillent - Montesa, atravesaría durante varios kilómetros la zona del entorno del Pantano de Tibi y del Monnegre, un entorno protegible que se vería afectado negativamente, al menos en su paisaje y en su flora, por la construcción de la tubería.
Desde EU apostamos claramente, como modelo energético alternativo a las centrales eléctricas basadas en la quema de combustibles fósiles (en este caso, gas), por la potenciación de las energías renovables junto a una política de mayor ahorro y eficiencia energética. En el caso de Xixona, es destacable la potencialidad de una parte de su territorio para acoger instalaciones de energía solar, tanto basadas en paneles solares fotovoltaicos como en centrales termosolares (éstas últimas pueden llegar a tener una potencia en torno a los 50-100 megavatios). De hecho, en la mima zona del Espartal, antes amenazada por un PAI insostenible, se pretende ahora instalar, por parte de la misma empresa que en su momento intentó tramitar el PAI, un gran parque de paneles solares fotovoltaicos. Creemos que ese es el camino correcto. Al respecto queremos mencionar el caso de Beneixama, en donde se pretendía construir una central térmica que finalmente dió paso a una central solar fotovoltaica de 20 megavatios de potencia.
Por todo ello, esperamos que tanto el Ayuntamiento de Xixona como la Consellería de Medio Ambiente rechacen este proyecto, que, por cierto, no es el único que promueve esta empresa en la provincia. En Crevillent también planea instalar otra central térmica, también de una potencia de 100 megavatios e igualmente vinculada al gasoducto Crevillent-Montesa. Creemos que la empresa está camuflando mediante la construcción de varias centrales lo que en realidad es un gran proyecto de generación eléctrica mediante la quema de gas.
Por último, es probable que la proliferación de este tipo de proyectos en la provincia esté vinculada a la probable construcción de un depósito subterráneo de dióxido de carbono en el sur de la provincia de Alicante, un depósito al que podrían dirigir sus emisiones las nuevas centrales proyectadas. Desde EU consideramos que no existen garantías de que los gases así almacenados no puedan liberarse de nuevo a la atmósfera a medio-largo plazo y que este tipo de depósitos favorecen un modelo energético basado en la quema de combustibles fósiles que es necesario reconvertir hacia un modelo basado en las energías renovables y en el ahorro y la eficiencia energética.

1 comentario:

www.crevillentcritic.es dijo...

Porque no todo es bonito, porque se pueden mejorar muchas cosas, porque no todo está bien hecho, porque no queremos que nos pinten siempre el cielo azul, porque queremos ver las cosas desde distintos puntos de vista, porque es importante que la gente sepa. Animo desde aquí a la gente a colaborar a mejorar nuestro pueblo porque eres parte y tienes voz. Envíanos tu fotodenuncia. Saludos desde www.crevillentcritic.es .

“Donde hay poca justicia es un peligro tener razón.” Quevedo.